Cita en la FNAC de Málaga

3 de abril de 2016


   Queridos amigos: tenemos una cita este viernes 8 de abril, a las siete de la tarde, en la FNAC de Málaga.
  Dos magníficos profesores como son Julio Neira y María Dolores Martos hablarán de mi novela "Amar tanta belleza". Será estupendo escucharlos. ¡No faltéis!

Siempre guapa

16 de marzo de 2016

"Siempre guapa. El imperativo estético en la sociedad contemporánea". El pasado jueves se presentó en la Diputación de Almería el libro con los ensayos galardonados en la décimo quinta edición del Premio de Ensayo Carmen de Burgos.
No pude asistir pero espero tener en breve el libro en mis manos.
Mi ensayo habla sobre la "obligación" de estar guapas que tienen las mujeres en nuestra sociedad -lo que he llamado "el imperativo estético". Algo que puede parecer irrelevante pero que no lo es. Es un mandato coactivo que, además, no es demasiado antiguo, posee un origen histórico preciso...

El discurso de Félix de Azúa

-->

El pasado domingo, trece de marzo, el escritor Félix de Azúa pronunció el reglamentario discurso de ingreso en la Real Academia Española. Es Azúa un escritor formidable, que cultiva con enorme creatividad y acierto una gran variedad de géneros. De él he leído (para mí eso equivale a comprar sus libros y trasvasar religiosamente unos dineros al autor, qué mejor homenaje) varias de su novelas: Historia de un idiota contada por él mismo, Cambio de bandera, Demasiadas preguntas; alguna poesía, Poesía 1968-1988; dos libros de ensayo  Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes; y un libro que recoge artículos periodísticos, Lecturas compulsivas. Su labor como articulista es, además, brillante, siendo sus artículos a la par que cultos, originales e irónicos, a veces sarcásticos pero también plenos de admiración por lo que es digno de ello (entre los publicados en El País, recuerdo con gratitud el dedicado a las pinturas prehistóricas de Chauvet).
 El discurso de ingreso en la Academia –cuya réplica fue realizada por Mario Vargas Llosa-  es, claro, una obra de circunstancias pero está escrita con una tensión narrativa singular, aun respetando las convenciones de la oratoria y las que el propio evento impone. Como su predecesor en el sillón H, Martín de Riquer, era amigo suyo, cuenta de forma divertida su singular relación y aspectos anecdóticos del quehacer del medievalista.
  Ahora bien, cuando acabé de leerlo me di cuenta de un detalle en absoluto menor: no había en él ni un nombre propio de mujer. Ninguno entre los nombres de escritores citados. Ni traductora ni editora ni agente literaria tampoco. Y si aludía a lectoras es al hacer referencia al descrédito que padecía el género de la novela histórica, al ser consideradas dichas novelas “productos comerciales para señoras románticas”. Como tampoco hay mujeres ajenas al oficio o a las prácticas librescas (cuando cita a una empleada de Correos, lo hace aludiendo a su oficio, no a su nombre). El mundo de Azúa es enteramente masculino, al parecer. No ya en sus referentes culturales –la tradición literaria, es evidente, está constituida por escritores en su mayor parte; las escritoras han sido una parte exigua, eso hasta el momento-, sino en su mundo vivido y en el mundo digno de ser escrito y transmitido en un acto académico.
  Leo la contestación del discurso, realizada por Mario Vargas Llosa y, en efecto, hay figuras femeninas en él: cita, con nombre propio a… las musas (Terpsícore y Talía),
además de unas anónimas señoras y jovencitas quienes, el parecer, admiraban la belleza clásica de don Félix de Azúa. Y, citando un texto de Azúa, hay una referencia genérica a bárbaros que “esclavizan a sus mujeres”.
  Algo generacional, me digo. Pero no. Buscando en los estantes de mi biblioteca, me encuentro un libro de Rafael Chirbes  (prácticamente contemporáneo de Azúa), compuesto por conferencias y otros textos de circunstancias. Uno de ellos está dedicado a Carmen Martín Gaite. Y entre sus referentes culturales están Virginia Woolf, Santa Teresa, George Eliot…En su horizonte cultural hay, pues, mujeres también.
  No, no es algo generacional. Repasando el libro de Azúa Lecturas compulsivas, vuelvo a leer el artículo dedicado a los “nueve novísimos”. Qué casualidad que sólo cita a siete poetas (el octavo es él mismo) y omite al noveno o novena en este caso, Ana María Moix.
  Espero que, después de todo, sea una casualidad. Que ni Azúa ni Vargas Llosa crean de verdad que el mundo de las letras (el mundo entero) es, como aquel famoso coñac, cosa de hombres. O que las mujeres deban aparecer, en el hipotético caso de aparecer sus nombres impresos, en el papel couché de ciertas –ínfimas, idiotizantes- revistas ilustradas. 

(En la fotografía, Félix de Azúa y Mario Vargas Llosa).

Bieses

28 de febrero de 2016












 La profesora de la UNED María Dolores Martos ha tenido la amabilidad de hacer una reseña de mi novela "Amar tanta belleza" y colgarla -junto a una entrevista que me hizo- en la página de Bieses.
Bieses es un proyecto interesantísimo de la UNED, en el que se recoge un ingente información sobre escritoras españolas. Un recurso imprescindible para quienes quieran saber sobre la vida y las obras de estas escritoras.

http://www.bieses.net/wp-content/uploads/2016/02/Rese%C3%B1a-entrevista_Amar-tanta-Belleza.pdf

En la FNAC de Málaga

5 de enero de 2016

En la programación de la FNAC de Málaga (en dura competencia con el masaje de pies), el día 22 de enero de 2016:




http://www.culturafnac.es/uploads/stores/21/13-malaga-1451301039.pdf

Cuadernos del Sur

19 de diciembre de 2015



Hoy, en Cuadernos del Sur, el suplemento cultural de Diario Córdoba, la estupenda entrevista que me preparó Pedro M. Domene. En diariocordoba. com. Que paséis un estupendo día.





III Encuentro con autores

5 de diciembre de 2015


  Como siempre, un placer acudir a un sitio de libros -una biblioteca- para hablar de libros. Pero aquí el placer es doble: un lugar ya visitado anteriormente -la biblioteca "Manuel Altolaguirre" de Málaga-, y con muchas amigas lectoras, su directora, María Carmona -amabilísima-, también. Doña María de Zayas y doña Ana Caro de Mallén -las protagonistas de la novela- también estuvieron allí, con su recuerdo vivificado por la lectura y la evocación de sus vidas y sus trayectorias literarias. (En la mesa, un libro de autoras barrocas que incluye la comedia de María de Zayas, La traición en la amistad, una obra que habla de donjuanismo femenino pero, sobre todo, de amistad -y de deslealtad también- entre mujeres). 
 No, yo no me invento nada: María de Zayas no era "feminista" porque el feminismo necesita del reconocimiento de derechos universales y eso en su época era impensable. Pero su defensa de las capacidades de las mujeres, sus aptitudes intelectuales y también de su valor personal, es encendida y absolutamente incuestionable. Nos dice así, haciendo referencia a la educación doméstica de las niñas y utilizando a su favor la clásica teoría de los humores: "Porque si en nuestra crianza como nos ponen el cambray en las almohadillas y los dibujos en el bastidor, nos dieran libros y preceptores, fuéramos tan aptas para las cátedras y los puestos como los hombres, y quizá más agudas por ser de natural más frío por consistir en humedad el entendimiento".

María de Zayas, Novelas amorosas y ejemplares. Madrid, Cátedra, 2000.
Herminia Luque. Amar tanta belleza. Sevilla, Fundación José Manuel Lara, 2015.