Dos días históricos

18 de marzo de 2013

Ayer se clausuraron las primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada, que han contado con un notable éxito de público y una calidad extraordinaria en sus ponentes. 
  El sábado por la tarde la escritora Carolina Molina habló de su trayectoria como novelista, señalando su especial vinculación con la ciudad de Granada, presente en buena parte de su obra novelística  (así en su última novela "Noches en Bib-Rambla", donde se narra una historia que toma como telón de fondo la destrucción patrimonial que sufrió la ciudad en el siglo XIX). La autora dice que se percató de la falta de novelas que tomasen como marco la Granada decimonónica y precisamente en esta centuria ha centrado su trilogía de la que también forma parte "Guardianes de la Alhambra". De otros períodos históricos, especialmente de la Granada nazarí, sí hay una espléndida nómina de novelas, y ella misma ha escrito "Noches del Albaicín " (ambientada en la Granada del siglo XIV) y "La luna sobre la Sabika" (novela didáctica que trata sobre diversos aspectos de la cultura hispanomusulmana).
   Carolina Molina habló también del tema de Granada, que algunos entienden como algo localista y poco comercial desde el punto de vista editorial, así como de los requisitos para que una novela pueda ser considerada como histórica. De acuerdo con el escritor José María Merino, señaló que toda novela que quiera ser tenida por tal ha de tener una cronología precisa y un lugar concreto; ha de conllevar una recreación histórica y un lenguaje acorde con el período, para lo cual es preciso un trabajo previo de documentación.
Pero una novela histórica, señaló, es ante todo una novela. Una trama en la que se desenvuelven unos personajes. Y señaló al respecto que muchas veces le preguntan sobre aspectos históricos de sus novelas, pero rara vez sobre sus personajes. Cuando son esos personajes que el autor crea y a los que a veces toma cariño, la razón de ser de la escritura. La novela historica es, remachó, "fundamentalmente novela". (El tema de si tiene una función didáctica, si la novela histórica es capaz de enseñar historia es un tema que reaparecería a lo largo de las jornadas con especial insistencia).

En la fotografía, de izquierda a derecha, Ana Morilla y Carolina Molina, coordinadoras ambas del evento.

Carolina Molina, "Noches en Bib-Rambla". Barcelona, Roca Editorial, 2012.

Primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada. Nuevos narradores de Al-Ándalus.
Granada, 16 y 17 de marzo. Biblioteca de Andalucía.

2 comentarios:

Primeras jornadas de novela histórica en Granada dijo...

Magnífico el resumen de mi intervención. Y muy agradecida de esta acogida por parte de los lectores, escritores y amigos de la ciudad de Granada. Desde la organización de las Jornadas de Novela Histórica de Granada, solo podemos decir muchísimas gracias y vamos a por las segundas.

HLO dijo...

Gracias, Carolina; sólo disponía de unos pequeños apuntes que tomé. La verdad es que todo salió estupendo; el nivel de los ponentes era altísimo, todos hablaron estupendamente, tú con una naturalidad increíble.
Así que, vamos con las siguientes jornadas...