Un lémur.

31 de marzo de 2009



"El lémur" es el título de la novela de Benjamin Black, alias de John Bainville (Wexford,Irlanda, 1945, publicada en castellano por Alfaguara en estos comienzos de 2009.
Confieso que al principio sentí cierta irritación con la lectura. ¿Qué tengo yo que ver con esa panda de pijos de Nueva York? Idéntica irritación que la que, a trechos, me producen los personajes de las novelas de Henry James (excepto quizá la protagonista de "Washington Square". A éstos los ponía yo de reponedor en uan Mercadona, me digo. Pero, en fin, los ricos existen, reconozcámoslo, incluso como personajes literarios. Y la ficción literaria se sirve de ellos.
La novela de Black-Bainville no carece de encanto. La trama es sencilla y predomina un tono íntimo y descriptivo, con toques líricos. ¿Es ello posible en una novela negra? Sí. Decididamente sí.
¿Podría haber personajes más enjundiosos que Glass? Sí

Mariana de Marco, jueza.

30 de marzo de 2009



La Justicia siempre ha tomado cuerpo, alegóricamente,en una mujer. En las novelas de J.M. Guelbenzu se encarna en una mujer también: la jueza Mariana de Marco. Es una mujer atractiva pero más aún, activa y decidida. Ha rehecho su vida y se enfrenta, desde su campo profesional, pero también desde su vida privada, al crimen.
De las cuatro novelas publicadas hasta la fecha (todas en Alfaguara), la más impactante quizá sea "Un asesinato piadoso". También por razones extraliterarias: su aparición coincidió con el descubrimiento de los crímenes de Amstteten.
Pero la novela al menos insufla esperanza a un despiadado mundo en el que hay que vivir y trabajar.
Guelbenzu ha creado una trama creíble y ha redondeado un personaje atractivo: todo un logro en un género literario en el que los protagonistas suelen ser unos auténticos siesos.

Con un par de tacones.

29 de marzo de 2009


Es cierto que las detectives, inspectoras y policías de a pie no pueden llevar tacones, so pena de hacer el ridículo más espantoso en su quehacer profesional. Ni Petra Delicado, ni Kinsey Milhone ni la Chamorro pueden permitirse el lujo de llevar un calzado taconado. Para hacer compatible mi pasión por la novela negra y por los zapatos de tacón, yo me incliné por la lectura y la confección de género negro...Ya voy por mi segunda novela. A ver si hay por ahí un editor espabilao....

Nórdico.



¿Influye el clima en las novelas policíacas? Depende: Agatha Christie era inmune a la influencia del entorno porque ella era muy británica y los británicos, ya se sabe, llevan consigo su literatura y su clima también.
En las novelas de Henning Mankell, el clima es casi un personaje más. los portagonistas (Wallander, cómo no)consultan el termómetro, ven la evolución del tiempo con una paciencia resignada, muy propia (supongo) de esas latitudes...
Los habitantes, hasta los del pintoresco Sur sueco, son tibios, si no directamente fríos. Wallander, por ejemplo, se ve que es humano, porque orina y esas cosas. Pero sus emociones son lentas,cuajadas...¿Por qué no amas con más intensidad a Baiba, Wallander?

Neocostumbrismo

26 de marzo de 2009

¿Es la novela negra el único refugio para el costumbrismo? La novela negra, para adecuarse a las convenciones del género, debe ser lo suficientemente descriptiva para permitir al lector visualizar el escenario en el que se desarrolla la trama. Ya nadie, por supuesto, se cree eso del "espejo en medio del camino" stendhaliano. Pero lo cierto es que una novela negra no atenta a los cánones de la descripción y la narración más decimonónicos, corre el riesgo de no ser viable. Los experimentos lingüísticos entorpecen hasta lo indecible la transparencia exigida a una novela de género. La verosimilitud es una delicada figura que debe estar siempre presente, bien en forma de descripciones realistas, bien con un uso atinado del diálogo. La realidad tiene que hacer sus préstamos, ofrecer su mercancía, y el escritor, claro, hacer luego de su capa un sayo.

Herminia Luque Ortiz.



La autora se presenta.

La gota de sangre.

25 de marzo de 2009


Doña Emilia Pardo Bazán (1851-1921) es una de las escritoras más interesantes de la literatura española. Infatigable escritora, publicista, catedrática emérita, coqueteó también, cómo no, con el género negro. Escribió una novela corta titulada "La gota de sangre" en la que se desarrolla una trama algo ingenua, pero desarrollada con la gracia y la agilidad características de la autora. Un personaje secundario es Chulita Ferna, descrita como "mucha hembra". "Sus ojos eran flechadores y ojerosos, y al ensalzar sus encantos más o menos íntimos, se solía detallar su pie, muy arqueado y estrecho.

lunaresnegros

24 de marzo de 2009

Pobre Larsson

22 de marzo de 2009

Según la solapa de los dos volúmenes de Stieg Larsson publicados en Destino ("Los hombres que no amaban a las mujeres" y "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina"), el autor falleció "inesperada y trágicamente" a los cincuenta años de edad (en 2004). Hombre, no sé: toda muerte tiene un componente trágico inexcusable. Pero quizás al anónimo redactor de la solapa le parezca especialmente trágico que Larsson no llegara a ver publicada ninguna de las tres novelas que componen su trilogía. Es decir, que no disfrutó, no ya del éxito comercial explosivo que tiene su obra, sino del placer extraordinario que supone para un escritor ver impresas las letras que él pergeñó, en silencio y en la soledad absoluta del creador, ante la pantalla de su ordenador...

(Sí: el fetichismo del libro impreso aún existe, aunque no sabemos por cuánto tiempo)

Sólo un muerto más (o menos).

18 de marzo de 2009

"Sólo un muerto más" (Anagrama, 2009)es el título de la penúltima novela de Ramiro Pinilla (decir "última", ya se sabe, trae mal fario, pero si el autor nació en 1923... más todavía).
Una novela ambientada en Getxo, en la posguerra más negra...
La primera frase, he de reconocerlo, ya me produjo cierto desagrado. "Mis suelas se arrastran por la playa, camino de la mar". Veamos. ¿Cómo se arrastran exactamente unas suelas por la playa? ¿Haciendo profundos surcos por la arena? ¿Carece de arena la playa de Getxo y por eso se pueden arrastrar las suelas como por el mármol, por ejemplo? No sé. Me siento un poco perpleja
Bien. Superada esta incomodidad, seguí leyendo. La primera escena es deprimente para cualquier escritor primerizo (hasta para el más echado pa´lante). El protagonista ha cogido el original de su novela, rechazado dieciséis veces por las editoriales, y lo ata a una piedra para hundirlo en las profundidades del mar...

Una chica muy pizpireta, Koldobike, ya había advertido al escritor en ciernes y protagonista "Cuentas historias muy sinsorgas" (sinsorga, del vasco zenzurgue,insustancial y de poca formalidad, según la RAE).

Doña Donna.

15 de marzo de 2009

Donna Leon es, sin duda, una de las damas del crimen más interesantes de los últimos tiempos. No sé si la etiqueta de "dama" le gustará; sospecho que no. Donna Leon posee una personalidad arrebatadora que insufla incluso al algo soso comisario Brunetti.

Su ácida visión de la Italia contemporánea, la tierra berlusconiana, corrupta hasta la médula, la hace incómoda en su Venecia adoptiva, donde reside, y en toda Italia, sin duda. Si vais a Italia, no busquéis sus títulos en el idioma del país: ha prohibido expresamente la traducción al idioma del Dante las novelas que ella escribe en inglés...
He leído las diecisiete novelas brunettianas vertidas al castellano...Mis dos favoritas son Muerte en La Fenice y Acqua alta. Sus personajes femeninos son sencillamente inolvidables....la diva Flavia Petrelli (¿trasunto de Cecilia Bartoli?) y la arqueóloga norteamericana Brett Lynch...



Aquí empieza.

Aquí empieza un blog dedicado a la novela negra. Para los aficionados a la novela negra, que somos legión, a pesar del contenido de la misma (otro día nos psicoanalizaremos, hoy no).
Daremos cabida a los clásicos de toda la vida y a los clásicos emergentes. Como está de moda la regionalización de la novela negra, fuera ya de su original nicho anglosajón, nos hemos acogido también a un elemento regional y folklórico para dar nombre al blog: los lunares. Será, por tanto, una mirada desde el Sur, un Sur semifolklórico, semimoderno, que aspira a hacerse visible también a partir de la negrura...
Si eres una dama del crimen en ciernes, éste es tu blog. Si te leíste el último Larsson en dos tardes también. Incluso si has podido con la última novela de Ramiro Pinilla ¡también!