El futuro del libro electrónico

12 de diciembre de 2010


Me doy cuenta que hace ya casi un año que tengo un lector de libros electrónico. Y no lo he usado prácticamente nada. Las novedades siguen apareciendo en papel; mi libro ("Bitácora de Poseidón") ha aparecido también en formato electrónico pero yo prefiero el papel.
Como no soy usuaria de tren ni de metro no puedo apreciar las ventajas de tener mucha información en una tableta ligera (los ipads pesan bastante, la verdad).
En fin, no sé qué futuro tendrá el libro electrónico. Creo que se está quedando obsoleto ya; es un formato que no tiene la suficiente entidad como chisme tecnológico ni el prestigio tradicional del libro. ¿Qué será de él?
Y vosotros, queridos lectores ¿qué pensais? ¿Lo utilizais? ¿Está ya demodé?

7 comentarios:

Laura Uve dijo...

Ni me lo he planteado, así que de momento yo sigo con el papel, con su olor, con su calidez...

Un beso y buen inicio de semana.

ricardobosque dijo...

Mira que me gustan los cacharros tecnológicos, pero a este todavía me resisto. Y es que confío más en el formato que en el soporte, me parecen más útiles los chismes que sirven para varias cosas (entre otras, leer libros) que estos monofunción.
Pero, como dices, los ipad y similares (me encanta el Samsung Galaxy Tab, si alguien no sabe qué regalarme para Reyes le puedo dejar mis datos) pesan demasiado, sobre todo en lo económico.
Y como tampoco soy usuario de trenes, metros o buses...

Francisco Machuca dijo...

Nada insustancial ha cambiado desde Homero o Platón hasta hoy, pasando por Goethe o Kafka. Sigue habiendo gente que se sienta a escribir y gente que se sienta a leer. Ninguna forma represiva ha podido impedirlo, ninguna quema de libros ha sido capaz de interrumpir este ciclo.El libro digital no representa para mí ninguna amenaza,en absoluto.La literatura ha sido siempre de minorías y seguirá siéndolo por mucho que nos quieran decir respecto a las superventas y todas esas zarandajas.Por cierto;todavía sigue siendo el papel de papiro el material más resistente a la prueba del tiempo.El soporte digital,el disco duro tiene fecha de caducidad.Si nuestra civilización se va un día al carajo,nuestros descendientes deberán estudiarnos a través del papel.

Un fuerte abrazo y felices navidades y próspero año nuevo.
Besos.

RAR dijo...

Guapísima, pienso que los liros electrónicos te queman la vista, suficiente tenemos con las hoaras ante los netbooks, pcs, portátiles, Gps, etc Me quedo con lo tradicional, como tu libro, que por cierto es tan biperino e incisivo como tu,voy por la página 50 o así, me lo acabo estas navidades fijo, sabes que tengo dos diablillos que no me dejan leer mucho, pero me parece tu prosa increíblemente inteligente. Te admiro puñetera! ah! acabo de crear un blog que se llama www.promolibro.blogspot.com, para promocionar a nuevos talentos como nosotros, adivina qué? Tu novela ha sido la primera, aún está muy verde el blog, tiene una semana, a ver si entre todos lo aumentamos, por lo menos otro sitio en el que senos escuche del ciberespacio, un abrazote, que tengo que corregir.

Cecilia dijo...

Soy una lectora de toda la vida con estanterías a rebosar; tengo un lector electrónico ahora y la verdad estoy encantada con él. Sigo comprando libros en papel.El lector electrónico me permite leer cosas que no puedo leer en papel por diferentes razones. La literatura que me gusta está a mi alcance ahora más que nunca gracias al caharrín.

Felices fiestas.

sara dijo...

qué gracia hace leer esto ahora!

HLO dijo...

Buenos, yo creo que las tabletas le han ganado la partida, el libro electrónico sólo como lector", el e-cooler que y tengo, me parece un poco limitado.