Oh Sylvia

8 de diciembre de 2010


Ahora que estoy escribiendo sobre el tema, he vuelto a repasar este librillo. En él, una escritora y conocida de la poetisa escribe sobre la última etapa de la vida de Sylvia Plath. Por supuesto no aclara nada. Nunca sabremos lo que pasó por la cabeza de Sylvia antes de disponer su trágica salida de este mundo.
Sólo unos detalles imprimen mayor dramatismo aún a la historia. Como se suicidase abriendo la llave del gas de la cocina y no quisiera que sus hijos (que dormían en una habitación adyacente) corriesen la misma suerte, abrió la ventana del dormitorio de éstos.
Pero las temperaturas eran tan bajas en ese invierno londinense que, de no haber sido descubierta la situación a tiempo, los niños hubieran podido morir de frío.

(En la fotografía, Sylvia Plath en 1952, once años antes de su muerte)

Jillian Becker, "Los últimos días de Sylvia Plath". Barcelona, Circe, 2004.

1 comentarios:

RAR dijo...

Me encanta Sylvia, la estudié en la carrera, y no me acordaba de su trágica muerte, ¿sobre qué escribes ahora?