E de evidencia

1 de diciembre de 2010



Sí, señor, en esta entrega de la serie nuestra detective Kinsey come en un restaurante, y comida más o menos decente (es decir como en cualquier chiringuito costero, pero con más tontería: unas almejas con Pernod no creo que sepan mejor que unas coquinas al ajillo). Ha quedado para almorzar con una antigua compañera de instituto, Ash. La empresa familiar de esta chica ha sufrido un incendio y Kinsey investiga para la compañía de seguros La Fidelidad de California, por si hubiera algo de fraudulento en el suceso...Las cosas se ponen un poco feas cuando acusan a la propia Kinsey de recibir un soborno de la empresa incendiada..
Pero ni ese incidente ni el hecho de pasar la navidad completamente sola pueden con el temple de nuestra detective que pronto verá como todo el asunto acaba estallándole -literalente- en sus propias narices.

Sue Grafton, "E de evidencia". Barcelona, Tusquets, 1991.

2 comentarios:

LÍA. dijo...

Sue es una de las escritoras más leídas, esta novela la leí en su momento y me gustó. Se ha leído casi todo de ella en los grupos de lectura de la biblioteca de Lleida.
Besos Herminia.

HLO dijo...

Yo también la leí hace tiempo, pero voy rescatando la serie desde la novela más reciente a la más antigua, releyéndolas parcialmente y comentándolas para los amigos.

Besos, Lía