La gaviota

15 de agosto de 2011

Si te has leído más de tres libros de un autor, éste está ya entre tus favoritos (no cuenta Homero ni los libros obligatorios del instituto o la carrera). Sándor Márai está ya hace tiempo entre mis autores predilectos, esa suerte que tiene la editorial Salamandra, pues ella los edita y yo me los compro todos. El último publicado ha sido "La gaviota". Una novela densa, casi sin acción, con la que nos quedamos con las ganas de saber algo más, de curiosear algo más, pero que está tan bien escrita, tan intensamente escrita que cualquier objeción que se nos ocurra queda diluida en la perfección de su prosa.
Memorable la descripción de lo que era Europa en el peródo de entreguerras, la Europa anterior a la sociedad del consumo, una Europa resumida en unas cuantas pinceladas, a la que la Segunda Guerra Mundial pondrá un despiadado fin sólo intuido aquí (páginas 14 y 15).
El tema del doble, tratado por tantos autores, de Borges a José Abad, aparece aquí bajo especie femenina, una misteriosa mujer finesa que traerá adherida la sombra de la Otra.
En la página 67 vuelve a hablar de Europa y sus habitantes, con su koiné cultural y su "pena portátil".

(En la ilustración, una fotografía de Budapest nevado, la ciudad que el protagonista ve a través de las ventnas de su despacho y de su casa).

Sándor Márai, "La gaviota". Barcelona, Salamandra, 2011.

3 comentarios:

Laura Uve dijo...

También es uno de mis autores favoritos, cumplo el cupo.

Un abrazo!!

JAMS dijo...

Te felicito, pero en esta ocasión, y sin menoscabo del texto, por las imágenes que lo ilustran. Siempre buenas, a veces mejor que buenas.

indigo dijo...

También se cuenta entre mis favoritos Sándor Marai.Recientemente el tema del doble ha estado en mis lecturas, el de Dostoievski precisamente; y él me ha llevado a Gógol, del que no sabía nada, compi, lo descubro ahora, a mis años.

Besitooooooooooooo