Bibliotecas muy personales

13 de enero de 2011


La biblioteca de Alberto Manguel tiene unos treinta mil volúmenes, cifra similar a la del ya fallecido José Midlin; la de Javier Marías, veinte mil...Jacques Bonnet acariciaba la idea de crear una asociación de propietarios de bibliotecas de más de veinte mil volúmenes, rango en el que él se encontraba por supuesto...
Mi modesta biblioteca apenas supera los tres mil. Una cifra ridícula que, es verdad, no deja de crecer pero que ni de lejos se acerca a las de estos monstruos bibliómanos. Y ya tengo severos problemas para colocarlos y, lo más importante, para encontrarlos después cuando los necesito...
Mi biblioteca "ese animal fantástico que sostiene mi vida" como dice Alberto Manguel.

(En la ilustración, la biblioteca de Mondion donde Manguel ordena su tesoro).

3 comentarios:

Francisco Machuca dijo...

Tema que a día de hoy me preocupa mucho.Te cuento:tengo una biblioteca personal(no he contado nunca los libros que tengo)aproximadamente de siete mil volúmenes.Vivía en un piso muy grande pero la subida del alquiler hizo que lo abandonara.El problema:¡que hago ahora con mis libros?Vivo en un piso de sesenta metros cuadrados y he tenido que alquilar un trastero grande para depositar mis libros en cajas en ese lugar oscuro y húmedo.Me hace pensar tanto esta situación que he llegado a escribir sobre los espacios en estos tiempos.Los pisos ya no están construidos pensando en el espacio vital del ser humano.Hoy vivir en un espacio de noventa metros cuadrados ha quedado para los ricos.Me imagino hoy a las nuevas generaciones que empiezan a comprar libros para construir su biblioteca personal,como me ocurrió a mí a la edad de diez años.¿No te parece un tema interesante?
Adoro a Manguel,quizá una de las personas que más saben de libros del mundo.Esa imagen que has puesto me rompe el corazón,no por él,sino por mí,que los tengo en cajas en un lugar oscuro;esos libros que tanta luz me han dado.
Besos y un fuerte abrazo.

Laura Uve dijo...

Tengo unos 5.000 libros y el problema del espacio está ahí (quiero decir en mi piso)... pero no me agobio, ya he visto que en la entrada de casa puedo poner libros (ya tengo en un pasillo distribuidor... así pienso seguir colonizando el piso (tiene 120 m.) pero vivimos cuatro (no cuento los libros de mis hijos, que algunos tienen). Ahhh cuando los okupas se independicen, tendré más espacio... jejejeje

Hummm, al club de los veinte mil no sé si llegaré alguna vez.

Un abrazo.

HLO dijo...

Francisco: sí, a mí me daría mucha pena también mandar mis libros a un trastero. Y de venderlos, ni hablar. Desde luego los precios inmobiliarios se compadecen mal con los gustos de los bibliófilos.

Laura: pues tú de metros cuadrados no te puedes quejar, y con esperanzas de ampliación (¿no dan ayudas para el alquiler ahora?). Y no estás tan lejos de esos míticos 10.000....