La ciudad legible

16 de enero de 2011


Venecia es una ciudad sencillamente invivible. No es de extrañar que haya perdido población de forma ininterrumpida en el último medio siglo. Es una escenografía maravillosa pero, eso, escenografía al fin y al cabo. Carece de las posibilidades y los servicios que consideramos imprescindibles en una urbe contemporánea. Sufre, además, peligrosos e incómodos períodos de acqua alta, en los que la laguna vuelve pos sus fueros y se rie de la vana pretensión de los hombres de crear una ciudad anfibia...Y sin embargo es tan legible. Una ciudad sobre la que las ficciones se amoldan a la perfección, ya sean las playas del Lido de la "La muerte en Venecia" de Thomas Mann o los campi y los interiores que nos describe nuestra querida Donna Leon.
Precisamente, una de las novedades literarias que se anuncian para este invierno es una nueva entrega de Brunetti. ¿Qué nos contará la autora norteamericana? ¿Cómo se verá reflejada esa Venecia de libro? Estoy deseando leer de nuevo a Venecia, la ciudad que reconozco y amo en las letras. Como turista, creo que tengo otras prioridades.
("La muerte en Venecia" la leí de adolescente, en un libro prestado del que no conservo referencia; tan sólo el recuerdo del color rosado de la portada).

(En la ilustración, "La Visitación", del pintor veneciano Vittore Carpaccio -1460-1525-, sí, el mismo que le da nombre a esos filetes crudos porque ambos tienen esa suave coloración rosada...).

Thomas Mann, "La muerte en Venecia". Barcelona, Edhasa, 2006.

Donna Leon, "Pruebas falsas". Barcelona, Seix-Barral, 2007.

5 comentarios:

Laura Uve dijo...

Tienes toda la razón HLO, Venecia debe ser un horror para vivir, la constante presencia de turistas tiene que agobiar mucho... pero, Venecia siempre tendrá ese trasfondo literario y esa realidad histórica y artística que la hace tan atractiva.

No sabía que estaba a punto de salir nueva novela de Donna León...

El cuadro es muy hermoso.

Un abrazo.

HLO dijo...

Sí, Laura; está al caer, al igual que la de Sue Grafton, la U del alfabeto del crimen, que ésta sí que nos la están racaneando los de Tusquets...En cuando salgan, caerán las dos.

Abrazos

JAMS dijo...

Solo en Venecia puedes resbalarte con el verdin del escalon y acabar en el canal. Como ves supercinematográfico.
Los venecianos, que los hay, no viven en Venecia, aunque vivan en la laguna.
Por cierto no he visto entre tus comentarios a Petros Markaris que es tan leible como muchos de "tus" autores.
Por fí leí las aventuras de Maldonado. Hay buenas páginas en él, aunque sea demasiado rancio.

HLO dijo...

JAMS: Sí, tengo una entradilla pero no la había puesto en "Etiquetas". Ahora la he recuperado y verás que se trata de una novela con trasfondo deportivo, "Defensa cerrada",bueno d ela corrupción en torno al fútbol, la que he leído.
Y gracias por leer a Maldonado (esta tarde lo presento en Granada).

Un beso

jordi valero dijo...

No comparto vuestro escepticismo hacia las bondades de Venecia como destino turístico.

Si sucribo en cambio el otro epistolado: "Ver Venecia y morir".

Atreveros a recorrer Venecia de la mano de Corto Maltés y perderos entre callejas para descubrir su esencia.

No todo es Piazza San Marco ni Ponto Rialto (que también tienen su encanto).