Kate y Berthe

30 de marzo de 2011


Si tuviera que comparar una artista con la escritora Kate Chopin, elegiría a Berthe Morisot. No sólo porque ambas son mujeres y contemporáneas, sino porque comparten algunos recursos estilísticos, cada una en su disciplina, literaria la de Chopin, pictórica la de Morisot. Esos recursos serían la búsqueda de la belleza del momento, la ligereza de la descripción de los motivos, la no insistencia en la perfección...como si ambas comprendiesen que no hay un arte perfecto, sino una recreación gozosa de lo pintado, unido con sutileza al placer mismo de pintar....
No hay grandilocuencia en las obras de estas mujeres, sí aguda observación.

(En la ilustración, Mujeres cortando flores, de Berthe Morisot).

Kate Chopin, "El despertar". Madrid, Hiperión, 2005.

4 comentarios:

JAMS dijo...

"la búsqueda de la belleza del momento, la ligereza de la descripción de los motivos, la no insistencia en la perfección...como si ambas comprendiesen que no hay un arte perfecto"
Eso he pensado muchas veces, pero no he sabido decirlo (o escribirlo).
Además no conocía a Morisot.
Siempre se aprecia tu lectura.

HLO dijo...

JAMS: es que "sólo" era la cuñada de Manet..Abrirse camino como artista en el XIX era dificilísimo pero no creo que tuviera menos talento que cualquiera de los impresionistas.

Un abrazo

JAMS dijo...

Despues de leer la entrada he curioseado buscando imágenes de obras de Morisot. La crítica del momento la desdeñaba por ser pintora de lo cotidiano y doméstico (claro como era mujer) y sin embargo a mí, ahora, me encanta lo cotidiano y doméstico. Aunque bien mirado lo cotidiano y siempre ha sido el tema central de todo. Que se lo pregunten a Menelao, Agamenon, Paris y Helena que liaron a hostias por un asunto de sábanas.

HLO dijo...

Ja, ja, es otra manera de verlo, JAMS. Los humanos, me temo, no tenemos más que el día a día...
Un abrazo