Indignaos

28 de mayo de 2011


Un joven José luis Sampedro prologa a otro joven , éste francés, Stéphane Hessel; dos mentes lúcidas que vieron la luz en 1917. Por eso tienen ambos un caudal de experiencia y una perspectiva histórica formidables. El escrior español ha sobrevivido a la guerra civil y a la dictadura franquista; se formó como economista y luego fue escritor de éxito. Hessel participó en la resistencia contra los nazis que habían invadido Francia: luego fue redactor de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU proclamada en 1948.
De su experiencia como combatiente contra el poder hitleriano saca su idea principal: la indignación es lo que mueve a actuar frente a las injusticias; la indiferencia es la peor opción posible. Haya indignarse y actuar, le dice a los jóvenes de hoy. José Luis Sampedro lo expresa así en el prólogo: hay que luchar por lo conseguido (Derechos Humanos, Seguridad Social, los logros de un estado del bienestar), no quedarse de brazos cruzados ante "la dictadura del entramado financiero internacional". Luchad, dice resumiendo el pensamiento hesseliano "para salvar los logros democráticos basados en valores éticos".
Pero la insurrección debe ser pacífica, advierte Hessel.
El movimiento del 15-m está inspirado en parte (salvando el carácter muy, muy francés del libro) en el ideario de Hessel, a quien Sampedro aporta su explanación económica y su visión más cercana al contexto español. Los "indignados" se les llama a la "spanishrevolution" (ver un interesante artículo sobre este tema de Luis F. Castañeda en www.lacavernadeplaton.com).
La indignación, el cabreo -y no sólo el omnipotente dinero- mueve el mundo. No desdeñéis, gobernantes, la indignación colectiva, el deseo de justicia, de participación real en el juego de fuerzas de una sociedad. Los ciudadanos no son muñequitos de playmobil entrando y saliendo sonrientes del supermercado.

Stéphane Hessel, ¡Indignaos!. Barcelona, Destino, 2011.

Luis F. Castañeda, "Spanishrevolution Explained ". Revista de filosofía www.lacavernadeplaton.com.

4 comentarios:

JAMS dijo...

Hace 7 años un gobernante dijo que había que hechar a los mentirosos del gobierno (IRAK y la guerra justa, Atocha y ETA. Así se hizo. Ese gobernante, años después no acierta a decirnos la verdad de lo que está pasando, pero, sobre todo no nos da un camino creible de esperanza para nuestros hijos, para nosotros.
15 M es un soplo de esperanza. ¿Llegará a todos los rincones de nuestro país en forma de fuerte brisa?.
Debería llegar.

Juan Herrezuelo dijo...

Varias semanas antes del 15 de mayo, un buen amigo me había hablado entusiasmado de este libro, de su autor, de su prologuista -al que admiro desde hace dos décadas-, al punto de convencerme para hacer en algún momento lo que tú has hecho mucho mejor aquí: convertirlo en entrada de bitácora. Sólo queda esperar que tanta indignación no sea sofocada: el riesgo real no está en la brutalidad pinotechista empleada en Barcelona, sino en el talonario de los poderosos. Un abrazo, amiga.

HLO dijo...

JAMS: Esperemos que no se disuelva en un airecillo difuso....En realidad la defección de una gran parte de la ciudadanía le ha venido muy bien a la derecha (mira los resultados electorales) pero la protesta está abolutamente legitimada.

Juan: De dónde van a sacar tanto talonario...Si compran a unos, vendrán otros...Lo que me gusta de este movimiento es que ha sacado a la gente de sus sofás y de sus televisores...
Abrazos.

Francisco Ortiz dijo...

Siempre y cuando no sea un poder cambiado por otro, adelante, adelante.