Borshch

21 de mayo de 2011


Os aseguro que escogí la imagen antes de leer una sola página del libro. Elegí un plato típico, la sopa de remolacha o borshch, y hala, en la segunda página del capítulo primero me encuentro la sopa de marras con sus ingredientes y todo...En fin, es como si un novelista español empezara su libro enumerando lo que lleva un gazpacho...Un poco pasado de rosca este costumbrismo. Yo, la verdad, me había decantado por esta imagen por el sugerente color rojo, un rojo granate, de granada madura, casi podrida; un rojo oscuro que recuerda demasiado a la sangre.
Vamos a ver cómo continúa la Marinina (es la primera novela suya que leo). Espero que no tenga mucha nata agria (smetana)....

(Mi agradecimiento a Ricardo Bosque por el libro).

Alexandra Marinina, "Retrato póstumo". Madrid, Pâmies, 2011.

2 comentarios:

jordi valero dijo...

Me encanta la Borscht y te la recomiendo, eso si, añadiendole pimienta recién molida en el momento de servir (mejor blanca ya que predominan legumbres y verduras), lástima que no pueda decir lo mismo de la Marinina que la descubrí aquí (al Borscht en Kiev)en Los crímenes del Balneario y se me indigestó (el Borscht no).
A ver como la digieres tu (a la Marinina).
Saludos

HLO dijo...

La sopa no la he probado aunque puede que me guste porque sí me gusta la remolacha. E cuanto a la Marinina....le he sido infiel con Sue Grafton; no tardaré en poner una entradilla.

Saludos