Hippy chic

21 de noviembre de 2011

Ahora que el estilo hippy es "chic", no está de más darse una vuelta literaria por esos hippies de verdad que anduvieron por los 60 y 70 del pasado siglo. En la novela que hoy traigo a colación se habla del impacto de algunos de esos personajes bien pintorescos, impregnados de budismo pero con un uso muy particular, en una sociedad tradicional como lo era Cádiz en las postrimerías del franquismo.
El contraste entre los personajes está excelentemente expresado: de la protagonisuna, Isabel, joven estudiante de un colegio de monjas, a los especímenes iluminados como Juan José.
La escritora, Reyes García-Doncel nos narra con un gracejo inigualable las peripecias de la protagonista en esas circusntancias tque ahora nos parecen tan estrambóticas pero que hubieron de tener su correlato en aquellos años. Hay escenas muy bien pintadas, con discursos hilarantes (y delirantes) como el del individuo del Ashram de Jerez, a donde se dirigen Isabel y sus amigos para entrar en contacto con la "Misión de la Luz Divina". El choque con los padres que encarnan la rígida disciplina patriarcal tardofranquista era de todo punto inevitable.
Leer esta novela nos retrotrae a un período histórico muy cercano pero perfectamente clausurado. Aunque sobre todo nos proporcionará unos ratos de diversión inolvidables.

Reyes García-Doncel, "Sin noticias de Acuario". Sevilla, Paréntesis, 2011.

4 comentarios:

Reyes Garcia-Doncel dijo...

Gracias por esta entrada donde haces una visión tan completa de la novela, pero lo que más celebro es que te hayas divertido al leerla.

HLO dijo...

Pues sí, me he pasado unos ratos muy entretenidos leyendo la novela. Sabes crear a la perfección atmósferas que, a la vez, el lector recrea entre el asombro y la diversión, con esos detalles tan pinteroescos y supongo que fidedignos (ese novio con loden y zapatos castellanos...).

Un abrazo

Rafa dijo...

A mi también me ha gustado mucho la novela, es muy interesante desde puntos de vista psicológicos y sociológicos. Además, de como señalas, ser una novela muy entretenida. Buen libro y muy buena reseña.

P.D. Me gusta tu blog

HLO dijo...

Gracias , Rafa. La novela es todo un frsco de una época; Reyes lo consigue con unas pinceladas muy directas y eficaces.

Saludos