Comida húngara

23 de agosto de 2009



Nuestra querida Kinsey Milhone, aparte de los terribles emparedados de mantequilla de cacahuete con variantes y las coca-colas ligth, también come algo caliente de vez en cuando. No es que guise ella ni mucho menos (no le critico el gusto: a mí tampoco me gusta demasiado cocinar)sino que se acerca al local de Rosie, la irascible húngara casada con un hermano de su casero Henry. Algunas características de su psicología y las relaciones con Kinsey son despachadas así: "Cambiamos plácemes y parabienes que en su caso fueron comentarios desagradables sobre mi peso, mi pelo y mi estado civil. Supongo que Rosie es unaa figura maternal, sobre todo si te gustan las que aparecen en los cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Su intención declarada era engordarme, que me hiciera una buena permanente y conseguirme un marido". Aparte de eso, le sirve para comer cosas como "savanyu marhahus" (ternera en escabeceh caliente) y "kirantott karfiol teifolos martassal" (coliflor rebozada y frita con crema agria). Que aproveche.

Sue Grafton, "O de odio". Barcelona, Tusquets,2000.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Pero acaba envenenando a alguien?

Nicetas dijo...

Lo que ignoramos es si Mihone ha sobrevivido: en sus novelas anda por la década de los ochenta pero ignoramos si, con sus dietas y su vida amorosa, ha llegado hasta nuestro días.

Lucía dijo...

Acabo de leer "T de trampa" que lo tenía pendiente. Me encanta Rosie, a pesar de ser un poco brusca y tener bastante mala leche me da la impresión de que es todo corazón.
Pero del personaje del que estoy enamorada por completo es de Henry, es un caballero en toda regla y de remate ¡hace pan y dulces caseros!, es irresistible.
Un saludo.

HLO dijo...

Yo me lo imagino como una versión más casera de Paul Newman...

Saludos