Gracias

15 de septiembre de 2010

Me decido por esta rica tarta de queso y arándanos para celebrar.....los cincuenta seguidores -declarados- del blog.
Medio centenar de aguerridos lectores que no dudan en apuntarse en este heteróclito blog, que se dice de novela negra pero que lo mismo te habla de las epistológrafas del XVIII que de Michel Onfray o Una Misma (bueno, borré esta etiqueta y puse mi nombre; ya está bien de modestias ¡nadie me felicitó, por ejemplo por el premio de relato que gané y del que di noticia de forma tan críptica; bueno sí, el amigo NC).
Gracias a todos. Pero creo que no tardaré en cerrar el blog. Me resula casi incompatible con la creación literaria.

9 comentarios:

antonio dijo...

Gracias a ti siempre.
SALUDOS

HLO dijo...

Muy amable, Antonio

Un abrazo

ricardobosque dijo...

¿Cómo que cierras? Ni se te ocurra, oyes

Laura Uve dijo...

FELICIDADESSSS!!! Y como una integrante de los 50, preferiría que no lo cerraras ehhh
Un abrazo.

R.F Yáñez dijo...

Bueno, discúlpeme por no haberla felicitado por su premio.
Me gustaría mucho leer el texto con el cual la escogieron, si no es mucha la molestia.
Nunca he probado tal cosa como la que no tiene en su foto, probar algo dulce con salado...mmm lo más parecido que se me ocurre de acá, es algo que por éstos días del bicentenario se pedirá mucho : Pastel de choclo, a ver si un día lo encuentra. O si viene, con gusto le encargo un bocado.

Suyo.

R.

HLO dijo...

Ricardo, Laura, amigos: no, por ahora no cerraré. Pero es verdad que se me hace un poco difícl mantener un ritmo de lecturas con la escritura.
RF Yáñez: Gracias.Un vecino mío viajará a Chile próximamente; le diré que pruebe el pastel de choclo.

Julio dijo...

Me gusta mucho tu blog. Sería una pena su desaparición. Pero tú veras..... Saluditos.

Enrique Bienzobas dijo...

Dices que hay "cincuenta declarados", me cuento entre los no declarados, por lo tanto ya hay, al menos, 51. O sea, que muy posiblemente sean 52, 103, 1904...
Enhorabuena

HLO dijo...

Julio: muchas gracias. La verdad es que me siento reconfortada. Y tengo dos lecturas preiosas que comentar.


Enrique: es que los amores no declarados....no son amores. Un saludo.