Iceberg

11 de septiembre de 2010

Me doy cuenta que este blog es un iceberg. En él -viendo las etiquetas clasificatorias- sólo está representado un diez por ciento de mis lecturas.
Además, el porcentaje ni siquiera es reprentativo de mis gustos.
Y por si fuera poco, es injusto, canónicamente injusto. Porque, vamos a ver, en la letra H ¿qué hace ahí una señora que ha publicado poquísimo y es muy conocida en su casa a la hora de comer -Herminia Luque Ortiz- y, si se descuida, hasta la dejan sin habichuelas? Y no está el mismísimo Honoré de Balzac, no sólo uno de los novelistas más importantes de la literatura universal, sino uno de los más leídos por la autora de este blog.
(Hoy, en la Fnac de Málaga he visto que por fin Balzac tiene una edición bonita en castellano de "Eugenia Grandet", en Siruela; yo me la leí en una edición bastante feílla).
Esto hay que remediarlo. Seguiré hablando de novedades (de novela negra sobre todo; o lo que para mí sea novedad, claro) pero recurriré a mi fondo de armario con más asiduidad. Es decir, a mis decimonónicos favoritos.

2 comentarios:

Laura Uve dijo...

HLO: voy comprobando que pasan cosas raras en los blogs, yo que no suelo hablar de afectos y sentimientos, no paro de hacerlo; sobre mi pasión que es la historia, apenas digo nada... Pero creo que es mejor dejarlo libre... que se vaya construyendo sin orden ni concierto... ¿Tú quieres poner orden en el tuyo? ¿Y por qué no va a estar Herminia Luque Ortiz?
Un abrazo.

indigo dijo...

Ok, compi, pero lo de de las habichuelas no nos lo creemos: nos consta que te miman sin medida.
Besitos