El abrazo de las sombras

24 de febrero de 2011


Las ciudades no son lo que parecen. Una turística Siena, repleta de estudiantes-turistas de la lengua italiana, puede albergar una tenebrosa dimensión, un auténtico Reino Oscuro...
Éste es el escenario que escoge José Abad para su novela, una Siena estudiantil en apariencia despreocupada y jovial, pero sólo en apariencia.
Porque en los escenarios más convencionales, en las historias más triviales puede surgir el misterio.
El gran acierto de esta novela reside en la sutil infiltración del horror, de lo que no puede ser, de lo que niega la razón en la cotidianidad más palmaria.
Temas clásicos de la literatura de misterio como la presencia tangible del Mal, el Otro, la venta del alma al diablo o la endeble frontera entre locura y cordura, se deslizan en la vida de un estudiante, Jorge Eneco, y el conjunto de amistades que hace en la ciudad italiana.
La maestría de la escritura va dibujando un inquietante relato que va aumentando el desasosiego del lector hasta un no menos inquietante final.
Una novela, en fin, maravillosamente escrita en la que luces y sombras van tejiendo un fascinante relato que nos atrapa hasta el final.
La pena es que esta obra maestra no haya tenido la difusión -la publicidad, la distribución comercial, digámoslo con todas las letras- que merece.

(En la ilustración, la fuente con el bambino y la tortuga de la ciudad sienesa que tiene un especial protagonismo en la novela: "(...) Siena no era una ciudad, o no sólo una ciudad, sino un animal parecido a una gran tortuga. Una tortuga satisfecha dentro de su caparazón, de su edad, de su antigüedad, su lentitud, desde hace siglos" pág. 110).

José Abad, "El abrazo de las sombras". Granada, Dauro, 2002.

2 comentarios:

Laura Uve dijo...

Imagino que será complicado conseguirla... pero tomo nota de ella, parece interesante.

Un abrazo.

HLO dijo...

Pues imagínate: en un cash-converter, revolviendo en un montón de libros...Una pena.

Abrazos