Mario lector

8 de octubre de 2010

Me ha alegrado muchísimo la concesión del premio Nobel de literatura a Vargas Llosa. También por la lengua española, pero sobre todo por el excelente escritor que es (yo me quedo con "La fiesta del Chivo") y el magnífico ensayista que también es. Esto último tiene que ver con otra faceta valiosísima de Vargas Llosa: es un lector muy bueno. Un lector capaz de entusiasmarse con la obra de otros, como demostró en su ensayo "La orgía perpetua", dedicado a la "Madame Bovary" de Gustave Flaubert. Seguro que de la obra hay ediciones más recientes, pero yo tengo una de segunda mano de Bruguera, con un papel marronáceo.
En la página 72, cita la frase de Flaubert que justifica el título de su ensayo. Que más o menos viene a decir (la traducción es mía) que "la única manera de soportar la vida consiste en aturdirse con literatura como si fuera una orgía perpetua".
A nuestro orgiástico Mario Vargas Llosa es, pues, a quien le han dado ese premio tan codiciado.

Mario Vargas Llosa, "La orgía perpetua". Barcelona, Bruguera, 1978.

8 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

A mí me gusta mucho MVL, pero, como soy egoísta, me da igual que le den premios. Yo sólo quiero que escriba, que publique y que me haga disfrutar con ello.

Laura Uve dijo...

Has elegido la misma que yo (ayer en Atisbos y Sfer). Me encanta "La fiesta del chivo".
Un abrazo

HLO dijo...

Noemí: ya estamos haciendo cola para el próximo libro de Vargas Llosa ¿no? Aunque el personaje no me parece tan atractivo como quieren pintarlo.

Laura: sí, es de esas novelas que te dejan pasmada con su habilidad, que te atrapan y no sólo por la trama.

Laura Uve dijo...

HLO, es cierto, pasmada, atrapada, arrastrada, encantada...........
Mi edición de "La orgía perpetua" es de Seix Barral (1975). Yo la leí nueve años después (supongo que la debí comprar en los años ochenta).
Un abrazo

María José Fernández dijo...

Yo me siento un poco premiada por el Nobel de MVL, porque da mucho gusto leer en la prensa algo diferente, palabras que ennoblecen la lengua y el espíritu. Sobre las novelas favoritas me sumo a La fiesta del chivo y añado La tía Julia y el escribidor.
Un saludo, Herminia. Nos vemos en tu presentación.

María José Fernández dijo...

También a mi me ha alegrado mucho lo del Nobel a MVL, aparte de porque me gusta mucho, porque da gusto leer en la prensa algo diferente, palabras y comentarios que ennoblecen la lengua y el espíritu.
En cuanto a las novelas favoritas me sumo a La fiesta del chivo, y añado La tía Julia y el escribidor.
Un saludo, Herminia. Nos vemos en tu presentación.

HLO dijo...

María José: Pues mira, no he leído La tía Julia...pero con ese morbo de tener rasgos autobiográficos a lo mejor cae pronto.

La que no me gustó fue "La Guerra del fin del mundo", cuya lectura recuerdo envuelta en pesadilla o fiebre, no sé.

indigo dijo...

Sí, estoy muy contenta yo también. Casi nadie habla de El hablador, pero me impresionó en su momento. Me queda mucho por leer todavía de este hombre.
Un beso