Poca memoria

22 de julio de 2011


Qué flaca es la memoria histórica de este país....Y no lo digo por la Guerra Civil o la dictadura franquista -que podría- sino que lo traigo a cuenta de algo más banal pero igualmente revelador.
En el último episodio que cierra esta serie de "Los misterios de Laura", escrito como un homenaje explícito a los "Diez negritos" de Ágatha Christie, hay un detalle muy significativo. Sale el personaje de Laura Lebrel como niña a la altura de 1975 (por supuesto sin referencia histórica a ese año). Pero el detalle que me hace pensar sobre la poca formación histórica que tienen los guionistas o si creen que los derechos humanos -y los de las mujeres en especial- han caído de una nube o se han cogido de los árboles desde la noche de los tiempos es otro. El caso es que la Laurita niña le expresa a su padre en esa fecha su deseo de ser policía. Cuando hasta 1979 no hay mujeres en la Policía Nacional (antecedente del actual Cuerpo Nacional de Policía), es decir, que no era ni mucho menos un oficio consolidado (existían sí, ya mujeres policías municipales pero que, qué gracia, ni podian llevar armas ni estar casadas....). Y menos una profesión que pudiese ser alentada por un padre, por muy adelantado para su tiempo que fuese.
La entrada en determinadas profesiones -el derecho a realizar muchas profesiones o trabajos- ha sido una conquista muy reciente para las mujeres, tanto en España como en otros países. Ya resulta curioso que hasta los años noventa del pasado siglo no se consiguiera que en los títulos universitarios españoles se consignase la palabra"licenciada", porque hasta entonces Sofía o Mari Carmen eran "licenciados" en tal o cual carrera.
Que las conquistas sociales no se crían como las aulagas en los montes, que hay que luchar por conseguirlas y cuidarlas con mimo además. Lo digo, por si alguien no lo sabe, porque ayer mismo se aprobó en el Congreso un importante retroceso en materia de derechos sociales y laborales: el retraso de la edad de la jubilación hasta los 67 tacos (y no de jamón, precisamente).

"Los misterios de Laura". TVE 1.

1 comentarios:

interrobang dijo...

De esta poca memoria se nutren las derechas que van ganando peso sin preocuparse por el régimen, que dicho sea de paso les pertenece.

Y de esta poca memoria se nutren también los xenófobos y racistas que encuentran vía libre a sus sueños de raza y exclusividad y con ese fin justifican todos los medios.