Materia congoleña

27 de noviembre de 2010



Compruebo con estupor que tengo el libro hace tres semanas...y sólo he leído cuarenta páginas. ¿Qué hacer? Mi tesis era abandonar sin remordimiento libro aquél que no me enganche en las primeras páginas. Pero ¿por qué no me ha cautivado este Vargas Llosa? Se me ocurren dos respuestas. Primero, que el personaje no me seduce en absoluto y, al estar redactado el texto en tercera persona, tampoco cabe una identificación con el mismo, al menos con parte de sus vivencias. Segundo, que la materia que explana como un descubrimiento para el mundo occidental (a saber, la brutal explotación y las exacciones terribles a las que sometieron Leopoldo II de Bélgica y secuaces al territorio del Congo, con la complicidad e idénticas intenciones en otros lugares de las potencias europeas), esa materia forma parte de la asignatura que he enseñado varios años, Historia del Mundo Contemporáneo; no me sorprenden, por tanto, ni el cinismo del monarca belga ni los crímenes cometidos en aras de una supuesta extensión de la civilización ni las justificaciones teóricas del racismo ni la inmutable "ley del más fuerte" que imperaría entre las naciones....
Bueno, le daré otra oportunidad (oportunidad injusta a todas luces, pues se la doy a un nobel pero quizá no se la daría a un novel...). Ya os contaré.

Mario Vargas Llosa, "El sueño del celta". Madrid, Alfaguara, 2010.

2 comentarios:

Laura Uve dijo...

Ummm... puede ocurrirme como a ti. De todas formas aún no la he comprado, tengo otras pendientes. Espero noticias... ¿te enganchará finalmente?

Un abrazo.

HLO dijo...

Yo también he empezado otras lectras. Cuando retome "El sueño del celta" ya te contaré.