Leer a Saramago

31 de julio de 2010



¿Qué es lo que me gustaría leer de Saramago? Su declaración de la renta (vulgo IRPF)...La que nunca escribió ni firmó en los últimos años, desde que se instaló en la isla de Lanzarote (Spain). Según la Agencia Tributaria (esa Hacienda que dicen que somos todos), le llegó a deber al fisco más de setecientos mil euros...
Estas minucias, desde luego, no empañan la calidad literaria del autor. Hasta ahí podíamos llegar. Pero sí emborronan su trayectoria como intelectual comprometido, como abogado de causas perdidas.Porque si no te comprometes -con la pela- con el sitio donde vives, qué sentido tiene comprometerse con lo que ni te roza. Queda bien, pero a la luz de lo otro, resulta bastante cínico.
Lo siento, pero se me han caído los palos del sombrajo con Saramago. ¿Será, además, porque es una época de crisis económica, de recortes de sueldos, de congelación de pensiones,de contrarreforma laboral? Y deberle al fisco más de cien millones de la antiguas pesetas es ligeramente...grave.

(En la ilustración, el municipio lanzaroteño de Tías, donde residió Saramago los últimos años de su vida y donde falleció).

4 comentarios:

Paco dijo...

Saramago y sus obras inéditas... en este caso un volumén en el que se incluyen las declaraciones de la renta nunca realizadas por el autor y públicadas en España por la Agencia Tributaria... curioso este hombre.

HLO dijo...

Algún día, algún historiador avispado las publicará. Al tiempo.

indigo dijo...

Vaya, tampoco a mí me gusta este comportamiento; desconcierta ¿no?
Compi, un beso y felices vacaciones.

Enrique Bienzobas dijo...

A mi me dejó de gustar desde "La caverna", me pareció algo ridícula. Para mi hay tres libros de Saramago buenísimos: "Ensayo sobre la ceguera", "Todos los nombres" y "El año de la muerte de Ricardo Reis". Lo que vino después, como sus extraños "compromisos", es mejor olvidarlo. Claro, lo reconozco, no he vuelto, desde "La caverna" -que me pareció mala, muy mala-, a leer nada de él.