Roxana

22 de enero de 2010


Tanto darnos la castaña en la infancia con el personaje siniestro de Robinson Crusoe, con las circunstancias dramáticas de un naufragio ficticio, ese pobre hombre librado únicamente a sus fuerzas en una isla perdida en medio del océano, en libros infantiles con negruzcos grabados de zamarras de pelos y cabañas rodeadas de estacas....
Y resulta que nos estaban hurtando la novela de una mujer inteligente, pícara sin remedio, una aventurera galante en medio de las peores circunstancias que podía vivir una mujer a principios del siglo XVIII....Como reconoce con naturalidad la protagonista y narradora, cuando su marido la abandona, dejándola en la miseria, "había tenido cinco hijos con él". Comenzará una vida de trapacerías que la llevará a conocer a personajes del gran mundo y adquirir una hermosa fortuna. Ella lo resume así "(...) ninguna mujer tuvo una vida como la mía: veintiséis años de depravación y sin la menor intención de ponerle fin".
Un texto suntuosamente barroco con la impecable presentación a la que la editorial Alba nos tiene acostumbrados.

Daniel Defoe, "Roxana o la cortesana afortunada". Barcelona, Alba, 2010.

1 comentarios:

indigo dijo...

Eso sí que es tener las ideas claras y la cabeza despejada. Entran ganas de leerla. Me lo apunto, compi.
Un besito